No puedes negarlo: vivimos en tiempos de pandemia y con muchas restricciones, sobre todo sociales. Además, de haber cambiado nuestros hábitos en cómo preparar los viajes en familia, también el no tener tanto dinero en el bolsillo nos afecta también a la hora de elegir dónde pasar las vacaciones. Hoteles de lujo, viajes a lugares lejanos o comidas y cenas en restaurantes caros ya no son opciones considerables en muchas de las mentes de los españoles. Pero existe una salvación, una opción barata donde pasar unas vacaciones familiares sin necesidad de sufrir económicamente: ir de camping con la familia.

Cuando vamos de viaje con niños, sobre todo con bebés, lo primero que tenemos que hacer es planificar bien el viaje y sobre ir cómodos y viajar de forma práctico y hacer slow travel, viajar al ritmo de los niños. Pero cuando vamos con los más pequeños de la casa, con un bebé, no se os puede olvidar elegir un buen carrito para ellos. Cada viaje y el tipo de viaje, nos requerirá uno u otro carrito, por eso es crucial saber escoger un buen carrito entre los mejores carritos de bebe del mercado.

camping familiar

Y esto no es lo único que tenemos que tener en cuenta; el tipo de maletas, el transporte y el elegir el tipo de alojamiento, será determinante para nuestras vacaciones. En este artículo, vamos hablar del camping; de sus pros y contras a la hora de elegir un camping familiar para que las vacaciones sean un éxito.

Ventajas de elegir un camping familiar

Tenemos que saber que el camping es un espacio abierto, al aire libre, delimitado y dotado de los elementos necesarios para alojar a personas en tiendas de campaña, caravanas o bungalows. Una de sus mayores ventajas es la libertad que ofrece respecto a los hoteles tradicionales, en cuanto a horarios y a las entradas y salidas de los huéspedes.

El camping, que cada día cuenta con más adeptos, es el lugar apropiado para pasar unas vacaciones familiares, ya que los niños pueden disfrutar de la naturaleza en su estado más puro, divertirse y conocer a otros niños. También es ideal para los grupos de jóvenes que no cuentan con demasiados medios económicos. Además, estos establecimientos, no siendo lujosos, están emplazados generalmente en una situación privilegiada, como puede ser en primera línea de playa o cerca de hermosos parques naturales.

Vacaciones con niños

Por otra parte, la oferta de actividades de un camping es casi inigualable, siendo habituales los deportes, la animación infantil o la diversión nocturna, además de rutas y excursiones por los alrededores, muchas veces llenos de enormes zonas de árboles y vegetación.

Inconvenientes de un camping

Pero no todos estamos dispuestos a renunciar a los lujos y comodidades que encontramos en los hoteles. Alergias, picaduras de insectos y ruidos de animales nocturnos molestan a algunos de los visitantes. Otro inconveniente puede ser la falta de intimidad, por lo que el camping no es recomendable para todo aquél que pretenda unas vacaciones alejado del mundo.

Ahora solo te queda elegir el destino e irte de aventuras con la familia.