Si alguna vez te has propuesto viajar al País Vasco, tenemos que recomendarte que empieces por su ciudad más poblada, por la capital de Vizcaya, por Bilbao.

A pesar de ser considerada ciudad portuaria e industrial, tiene mucho que enseñar, y te propongo hacer visitas guiadas en Bilbao para no perder detalle. Es una ciudad aún por descubrir por muchos españoles y por el mundo en general, y después de haber estado, te aseguro que no deja indiferente por todo lo que tiene por ser descubierto. Hay construcciones modernas que las han decorado con colores vivos para darle puntos de luz y alegría a la ciudad junto con el verde brillante del campo que la rodea.

Visitar en Bilbao

Formas de viajar a Bilbao

Para venir a Bilbao, tienes las siguientes opciones para poder llegar: por vía aérea, aunque a veces da un poco de respeto los aterrizajes por los vientos que sufren en el norte y las conexiones con la ciudad que son o taxi o autobús que va desde la ciudad al aeropuerto y viceversa; por vía férrea, aunque el AVE está en proceso, pues no debe ser fácil atravesar tosas esas montañas rocosas que rodean al país vasco y en coche, las carreteras que yo he probado están en muy buenas condiciones aunque tenemos peajes como en casi toda la península.

Donde dormir en Bilbao

Para buscar alojamiento, te recomiendo el ensanche, que es la zona nueva de Bilbao y muy bien comunicada.
Estarás en el norte, por lo que problemas con la comida no encontrarás, yo es de los mejores sitios donde he comido. Un tapeo de pintxos por el casco viejo, acompañándolo de un buen txacolí es una de las mejores opciones que hay. Pero no sólo te recomiendo los pintxos, te vuelvo a decir que estás en el norte, por lo que tanto el marisco como la carne roja son de primera.

Cosas para hacer en Bilbao

A la hora de visitar Bilbao, el Casco Viejo es una de las claves, pero para moverte, si no quieres ir andando, para ir al Museo Guggenheim Bilbao, o bien a la Plaza Circular, o al Museo de las Bellas Artes de Bilbao, puedes acceder en metro, o en tranvía, Bilbao cuenta con una red de transportes bastante buena.

Puente colgante de Portugalete

Aprovechando que estás en Bilbao, intenta hacer un hueco para ir a ver también la costa, las playas son impresionantes, aunque sea invierno, y por supuesto, cruzar el puente colgante de Portugalete, conocido como El Puente de Vizcaya.

Ya que estamos de recomendaciones, no te olvides de hacerte una foto con la mascota de la ciudad, con el Puppy de Bilbao! Si no lo conocías, se trata de una estatua de jardinería con forma de perro de la raza West Highland White Terrier, ubicada en las inmediaciones del Museo Guggenheim y que dependiendo de la época del año se decora con flores de unos colores, u otros.