Seguramente una de las cosas que más te gusta hacer es viajar. Creo que al menos una vez al año necesitas escapar de la vida diaria, por lo menos yo lo necesito. Viajar nos reactiva porque se descubre cosas nuevas, hacemos algo diferente y sobre todo nos abre mucho la mente.

Hay viajeros que viajan sin rumbo. Cogen su maleta, se van al aeropuerto y cogen cualquiera de los vuelos en oferta que sale. Pero la mayoría de los viajeros, el viaje empieza cuando se prepara la aventura.

La preparación de un viaje lleva su tiempo, dependiendo del tipo de viaje. Te he elaborado una lista con consejos para ayudarte a cómo preparar un viaje barato, con el objetivo de ponerte las cosas más fácil y para que solo tengas que preocuparte por disfrutar del viaje.

viajar barato

1. Elige las fechas para viajar

Según en que fechas vas a viajar, adaptarás tu viaje. En los países europeos siempre hay un evento o una festividad importante que sea interesante de conocer, por ejemplo el Día del Rey en Holanda o la Oktoberfest en Munich (Alemania). Tener vistas las fechas puede ayudarte a elegir el/los destinos que quieres conocer.

También tienes que tener en cuenta si te gusta más viajar en invierno o en verano. Esto también influye en la elección del destino, no es lo mismo visitar Finlandia en invierno que en verano ya que realizarán actividades diferentes.

Nuestra recomendación, visitar las páginas oficiales de turismo de cada país que quieras visitar para encontrar información sobre qué eventos y fiestas hay en las fechas que has elegido para hacer tu viaje.

2. Elige el destino

Ya tienes las fecha de tu viaje, ¡¡perfecto!!

Para elegir el destino, tienes que ver que presupuesto tienes ya que tienes que pensar. Aquí tienes que tener en mente, los vuelos low cost que salen de tu aeropuerto más cercano, incluso el coste de la vida de cada país europeo. Transporte, alojamiento o comidas serán más caras en Suiza que en Hungría. También tienes la opción de ver las ofertas de viajes en páginas especializadas como almundo.com.br

3. Busca la mejor combinación de transporte

Una vez elegido el destino, es hora de ponerte a buscar el transporte. Hoy día lo tenemos mucho más fácil que antes para buscar. Para ello hay muchas herramientas como buscadores de vuelos, comparadores e incluso páginas web que buscan la mejor combinación, ya sea por precio y por tiempo de viaje, de medios de transportes incluyendo avión, tren y autobús.

Tienes que tener en cuenta, que dependiendo del destino que hayas escogido tienes también la opción de viajar con tu propio coche o alquilar uno si tienes ganas de hacer una ruta en coche.

Si en tu viaje tienes pensado visitar varios países europeos, tienes la posibilidad de viajar por Interrail. El Interrail es un billete que te permite viajar en tren durante un periodo específico en un gran número de países de Europa.

Viajar

4. Reserva el hotel que se adapte a tus necesidades

Ya tienes el medio de transporte, ahora toca el momento de buscar el alojamiento. Para tener éxito en la búsqueda, no solo tienes que considerar el precio, sino también la ubicación del hotel, ya que a veces un elegimos un hotel barato pero está bastante lejos de las zonas de interés y lo que nos ahorramos en alojamiento lo gastamos en transporte y en tiempo.

Recuerda que hay muchos de buscadores de alojamiento o plataformas de alojamiento pero existen otras webs que tiene información muy útil sobre las mejores zonas donde alojarse en cada ciudad.

5. Contrata un seguro de viajes

Los viajes son para disfrutarlos. Lo mejor es viajar tranquilo y aunque tengas la tarjeta sanitaria europea, en algunos países de Europa es un engorro utilizarla. Lo ideal es que contrates un buen seguro de viajes.

6. Planifica tus días de viaje

Esta parte es como puzzle. Aquí tienes que encajar los días de viaje con las cosas y lugares que quieres visitar. En este punto es muy importante que tengas en cuenta los horarios de cada atracción y sobre todo sé realista. No pongas en la lista cientos de sitios a visitar.

7. El equipaje

Si viajas en avión ten en cuenta que facturar el equipaje ronda unos 23 euros por maleta facturada. Así que para ahorrar y para ir más cómodo, lo mejor es no llevar demasiado equipaje.

Ya solo te queda esperar que llegue el gran día y disfrutar del viaje.